PARA HABLAR Y OIR MEJOR EN 2012

Publicado por eloccidente En enero - 31 - 2012

Edward Róger Churnside Harrison

Un buen amigo suele decirme entre serio y broma:   “No me pierdo tus artículos,  para ver si algún día te  entiendo”.  Y tiene razón:   trato de ser tan  preciso en el uso del lenguaje que,  muchas veces,  yo mismo me pierdo en sus  intríngulis y sutilezas; pero también descubro significados o sentidos importantes y sorprendentes,  tanto en lo que  dicen y escriben otros,  como en lo que yo digo y escribo.  Un ejemplo  con numerosas implicaciones en el uso corriente y cotidiano,  así como en el análisis científico y la comunicación  intuitiva es la palabra “tiempo”.

San Agustín, en sus  CONFESIONES,  escribió:   “¿Qué es tiempo?  Si no  me preguntan,  lo sé.  Si me preguntan,  no lo sé”. Y,  en COCORÍ,   Joaquín  Gutiérrez Mangel  hizo por lo menos tres bellas distinciones y relaciones entre tiempo de  niños,  tiempo   de animales  y  tiempo de plantas.   Por mi parte,   durante más de veinticinco años vengo estudiando  tiempo en ciencia social,  específicamente cuanto se refiere a  organizaciones,  que  son infinitas  en número y diversidad.  Como resultado,  he escrito dos libros y varios   artículos  personales sobre  la materia;  además,  edité  un tercer libro en que participamos veintidós académicos e investigadores de quince países y universidades diferentes distribuidos por los cinco continentes.  ¡Con permiso!

Para comunicarse con precisión, es necesario distinguir entre  tiempo  físico-natural  y tiempo  psíquico-social.  Cuando alguien  dice  “el año  pasado se me fue rápido  (o lento)”,   obviamente no se está expresando correctamente  o  claramente:  un  “año” es la duración de la vuelta de la tierra alrededor del sol;  y, a no ser que ocurra algún fenómeno cosmológico (que tendría efectos cataclísmicos),  un “año” no puede ser  más “rápido”  o   “lento” que otro.  Es decir, “año” es una medida de tiempo físico-natural, la cual no varía normalmente de modo perceptible;  entonces, quien utiliza  esa frase no se está refiriendo a un “año”,  sino a otra  “cosa”,  diría Mario Bunge,  el físico y filósofo  argentino residente  en Canadá, que enseña en la Universidad de McGill  (Montreal).

Sospecharía que esa persona se   refiere  a tiempo psíquico-social:   medido por movimientos o cambios sociales,  por ejemplo,  la producción o actividad productiva de una empresa,  comparativamente con tiempo natural. Claro está:  como la primera  puede aumentar  (o disminuir);  entonces,   sí  tiene sentido afirmar que  nuestra  producción (tiempo social)  este   año  (tiempo natural)  fue más rápida  (o lenta)  que el  año pasado.  Tiempo psíquico-social refleja la duración de un movimiento o cambio realizado (“durée”,  dicen los sociólogos franceses) por seres humanos relativo a la de un cambio o movimiento percibido en su contexto físico-natural.

¿Lo anterior suena complicado?  De  hecho no lo es,  pero,  aunque lo fuera,  es real.  No es igual una acción de  -lo que  acontece  con-  un ser humano  o conjunto de seres humanos,  a lo que ocurre en su contexto (su ambiente natural).  Tiempo social y tiempo físico,  miden  duraciones de cosas muy  diferentes;   mezclarlas o usarlas  como si fueran   iguales genera gran cantidad de ambigüedades, contradicciones y confusiones. Inclusive   científicos sociales de máxima distinción o fama,   cometen esos errores;   no mencionemos a la gente  común y corriente.

Puedo   hacer   otras ilustraciones,  tanto con esa palabra de uso frecuente        -todos los días-  como   muchas otras.  Cuando mis interlocutores hablan así,  aún científicos sociales y  pido explicaciones sobre lo que están tratando de  decir,  nos solemos frustrar mutuamente;  y,  frecuentemente,  no hay más remedio que suspender la conversación,  cada parte pensando que la otra está exagerando,  molestando o bromeando.

Estimado lector,  estimada lectora,  si con lo que he  escrito arriba,  usted llega a esa conclusión,  sinceramente  no le culpo.  Sólo le pido pensar …  y  podríamos hablar.

Popularity: 1% [?]

Deje una Respuesta

Usted debe estar logueado para publicar un comentario.